domingo, 14 de octubre de 2012

RISOTTO DE VERDURAS

Esta receta la descubrimos un día en casa de nuestro primo Alfonso de Salamanca y nos encantó.
Desde entonces, mi marido Carlos le ha cogido el punto y siempre lo hace él.
El caldo siempre se lo dejo preparado dice que me sale muy rico..
El risotto lo probé hace años en Italia y la verdad me chocaba bastante la textura y la cremosidad que tenía.
En mi tierra el arroz  se cocina muy distinto y uno es animal de costumbres...hasta que deja de serlo y se tira a la piscina del cate y disfrute de los sabores distintos.
 La receta es muy simple y seguro si algún autóctono la ve se echará las manos a la cabeza. Este es nuestra versión de " Risotto".
Eso si se tiene que comer rápidamente en el punto que esté cremoso y no se pase.
Hay veces que lo hemos hecho cuando hemos tenido amigos y con la tertulia se seca y  ya pierde la gracia.
RECETA  (para 4 personas):

Para el caldo:

- Caldo de pollo con verduras hecho previamente.
El mio: 1 caparazón de pollo
 1 pack de taquitos de jamón
 1 tomate
 1 puerro
 1 cebolla
 1 puñado de judías verdes
1 zanahoria  bien grande o 2 pequeñas
 1 pastilla de caldo vegetal
 3 clavos de especias
 1 poco de colorante alimentario
 2 lts de agua
1 vaso de 250 ml de arroz
2 cucharadas de queso rallado curado.


PREPARACIÓN:

Todos los ingredientes se ponen en una olla a presión o normal y una horita  a fuego medio, como mínimo para que se haga un buen caldo. Lo importante es que quede concentrado el sabor de todos los ingredientes.


Para el sofrito:

1/2 Pimiento rojo
1    Pimiento verde pequeño
1 diente de ajo
1/2 calabacín pequeño
1/2 zanahoria
Aceite de oliva y sal

Preparación:

Primero preparamos las verduras. Lavamos  bien. El calabacín no hace falta quitarle la piel.
Cortamos bien pequeño, más bien diminuto y reservamos.

En un wok o recipiente que tengamos ancho y un poco profundo.
Ponemos la base del recipiente cubierta de aceite y calentamos.
Agregamos las verduras troceadas y le damos unas vueltas hasta que estén bien cocidas a fuego lento claro.
Añadimos el arroz le damos unas vueltas para que se impregnen los sabores y vamos echando el caldo (colado previamente) con un cucharón lentamente.
Lo vamos incorporando sin dejar de remover (con una cuchara de madera) el arroz.
De esta forma va soltando el almidón y así da la consistencia que requiere.
La cantidad de caldo es lo que admite según la marca de arroz.
Más o menos es el doble de caldo que de arroz.
Cuando vemos que está al dente le incorporamos el queso lo removemos y ya estará en su punto.
Listo para probar al instante esta delicia.
Espero que os guste tanto como a mi.



              

9 comentarios:

  1. Me encanta que te guste, Yolanda.
    Gracias.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Estupenda receta, con lo que me gusta a mi el arroz, te quedo super meloso. Un besito

    ResponderEliminar
  3. Que buen equipo formáis Carlos y tu, Adela.
    Tiene una pinta deliciosa e imagino su textura suave, uuummmm.
    Un 12 para este risotto de verduras.

    Y dos besotes.

    ResponderEliminar
  4. Hola Adela!!!
    Que arrocito mas cremoso,seguro que estaba para chuparse los dedos menuda pinta tiene......Felicita a Carlos de mi parte,se nota que es buen cocinero.
    Besets.

    ResponderEliminar
  5. Hola Adela!!!
    Que arrocito mas cremoso,seguro que estaba para chuparse los dedos menuda pinta tiene......Felicita a Carlos de mi parte,se nota que es buen cocinero.
    Besets.

    ResponderEliminar
  6. ainssssss, yo me conformo con que me invites a comermelo, vamos aunque le hubiese quedado seco y quemado me lo comería.
    jejjejee
    besosssssssssss para la family
    a ver si algún días os puedo sorprender yendo de visita, espero que no sea a pedir, jjejejej
    Nos vemos, sed felices

    ResponderEliminar
  7. Hola!

    Tiene una pinta buenísima! =D
    Tengo que probarlo!
    Voy a seguir viendo tu blog ;)

    Un beso!

    http://minideario.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar